top of page

Los libros de fantasía nos enseñan cuál es el sentido de la vida.

Cuestionarse el sentido de la vida es un error que solo te va a llevar a tener una experiencia mediocre. 


una mujer con un vestido blanco tipo medieval mira con esperanza a traves de una ventana en un castillo de un libro de fantasia

Intentamos encontrar una respuesta a esa pregunta, porque, a menudo, nos cuestionamos cosas que nos llevan más allá de la vida cotidiana y no encontramos respuestas. Y poder responder a uno o dos “por qué” nos ofrece un poco de consuelo, especialmente cuando reflexionamos sobre el sentido de la vida. 

 

Pero preguntarse acerca del sentido de la vida no siempre es la mejor pregunta que podemos plantearnos.

 

Es más beneficioso tratar de hallar el sentido “en” la vida, puesto que "el sentido de la vida" nos lleva a pensar en el origen de todo, si existe un plan superior para cada uno de nosotros, o una serie de normas que unifican el universo.


El sentido “en” la vida, sin embargo, nos devuelve a la realidad para invitarnos a descubrir, a menudo por nosotros mismos, aspectos prácticos y acciones que nos sirvan de marco de referencia, de motivación, de guía y de fuerza hacia adelante cuando las cosas se pongan cuesta arriba.


 "En la vida" significa que hay cosas por las que merece la pena sufrir, cosas que conectan a las personas, cosas que son importantes para ti. 

 

Pero hablar de propósitos, del sentido de la vida (o en la vida) puede ser tan aterrador como liberador, ya que puedes verte frente a lo desconocido y sentir confusión y ansiedad, y tienes que estar dispuesto a hallar respuestas a esas preguntas que normalmente no queremos hacernos.  


El camino del héroe, la aventura, significa aprender, incluso de algo tan pequeño como una conversación. Es la correcta calibración entre la ansiedad y el entusiasmo, donde la transformación y el crecimiento personal ocurren como consecuencia de la destrucción de la estructura preexistente. (Si fueras un vaso de agua, para aprender algo nuevo – recibir agua nueva – primero tienes que vaciarte del agua que ya tienes, ¿lo recuerdas?) 

  

Probablemente la frase más importante de la vida sea “ha sido duro, pero ha merecido la pena."  



un guerrero como Conan salido de un libro de fantasia mira hacia el pueblo al que tiene que ir en el desierto


Cuando piensas en que quieres ser feliz, lo que realmente estás describiendo es que no quieres sentirte miserable. No queremos sufrir por nada. Necesitamos una justificación para el sufrimiento.

  

Tratar de ser felices es un mal objetivo: es poco probable que ocurra, y ni siquiera nos daríamos cuenta de cuando está ocurriendo.

 

En lugar de eso, lo que queremos es vivir nuestra propia aventura.


Nos sentimos alegres cuando nos ponemos una meta y vemos progreso. Es el ciclo del refuerzo de emociones positivas, un sistema de navegación que nos orienta: no hay meta, no hay progreso, no hay emoción positiva.

 

Pero también es cierto al revés: cuando tenemos una meta, y vemos progreso, nos sentimos motivados y alegres, y nos invade esa sensación de que estamos haciendo lo que tenemos que hacer, que estamos donde debemos y las cosas fluyen.

  

Y, cuanto más alta la meta, mejor la emoción. 



una chica rubia con coleta de perfil con flores rojas alrededor, con la mirada soñadora de una protagonista de un libro de fantasia

 

Los problemas aparecen cuando sufrimos. Es entonces cuando se nos presentan dos caminos: sufrir, y convertirnos en Cain, resentido y amargado...

 

...o aceptarlo y ver esperanza más allá del dolor – y quizá comprender que una parte de ese dolor puede deberse a que no somos quienes deberíamos ser – pero tienes que pasarlo.

 

Es fácil pensar que no hay salida del dolor que sufrimos.

 

Desgraciadamente, el infierno es un pozo sin fondo, y siempre podemos hacer algo estúpido para empeorar las cosas...

 

... pero recuerda que la salida está más allá.


 


uan copa de vino como la sangre de donde nace un dragon representa el logos en una novela de fantasia

 

Quizá el dolor sea lo más real de este mundo, porque actuamos de manera instantánea para evitarlo. Desde cierto punto de vista, es mucho más real que la materia que vemos con la vista, y que tan fácilmente podemos ignorar.

 

Todo lo que entendemos como materia bien pueden ser entendido como relaciones: le damos significado a las cosas por su relación con otras cosas. 

 

Al pensar en ello de forma abstracta resulta un concepto difícil de comprender, pero se simplifica enormemente con un ejemplo: la tetera de mi abuela es importante para mí porque era de mi abuela.  


La pregunta que se hace la filosofía (y también la psiquiatría y la neurología) es si lo real es la materia que vemos, o es lo que nos importa y sobre lo que actuamos. 

 

  • Lo que consideramos virtudes, lo son porque pueden reducir o eliminar el dolor.  

  • Cualquier impulso moral nace de la intención de reducir el dolor innecesario. 


No son más que dos ejemplos, tan válidos en una novela como lo son en la vida diaria.  

 

El propósito, lo que da sentido a la vida y el amor es lo que hace posible sobreponerse al dolor. Están tan estrechamente relacionados que la religión nos plantea la suposición de que sean lo mismo...el Logos. 


Pero antes de embarcarse en la difícil tarea de definir qué es el Logos todavía hay una pregunta que es, probablemente, más difícil de resolver.  


¿Dónde podemos encontrar el sentido de la vida? ¿Cuáles son las opciones? ¿Acaso existe, o es nuestra búsqueda lo que le da vida? 



un mago de un libro de fantasia asciende por una escalera iluminada por velas en el suelo


Ojalá pudiera tener una respuesta.  


Resulta contradictorio que, al imaginar un personaje para una historia, casi siempre lo primero en lo que pensamos es “cuáles son sus motivaciones” ... 


...y la respuesta a una pregunta tan sencilla nos elude a nosotros constantemente en nuestra vida. 


Sin algo que le dé sentido a nuestra vida no podemos vivir. No podríamos ni siquiera levantarnos de la cama. Pero para aquellos a los que no les basta con levantarse de la cama y malgastar su vida, los que están dispuestos a ver que existen infinitas posibilidades frente a nosotros y están dispuestos a embarcarse en la búsqueda de su propio camino... 


...y vivir su propia aventura... 


...encontrarás de gran utilidad, tanto para ti como para quienes te rodean, una de las enseñanzas más profundas de la humanidad, el Logos, nacido tanto de la religión como de la razón griega, pues es un pensamiento que se extiende – y unifica – lo vertical y lo horizontal, lo divino con lo terrestre.  


La tercera parte del post, el Logos y el Camino del Héroe, te ayudarán a comprender en cinco minutos que tardas en leerlo por qué nos sentimos tan atraidos por la figura del héroe y qué partes podemos aplicar en nuestra vida para sentir que hay un camino para nosotros sin tener que cambiar quiénes somos ni leer libros de autoayuda.

Dale al botón de abajo y continúa leyendo.






2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page